Qatar 2022 ¿La Copa de la Paz?

Por: Loanny Picado

Las túnicas blancas de los millonarios en Doha, Qatar se agitaron como el sonar de sus chequeras doradas en el sorteo de la Copa Mundial de Fútbol, torneo que se realizará entre el 21 de noviembre y 18 de diciembre de este año. 

Gianni Infantino, presidente de la Federación Internacional de Fútbol y Asociados (FIFA) ha dado un borrón y cuenta nueva al pasado. Atrás han dejado las violaciones de derechos humanos y laborales que los qataríes han ejercido en miles de trabajadores inmigrantes, muchos fallecidos en la construcción de la infraestructura de estadios. 

Las sonrisas y aplausos de las figuras del fútbol mundial, y los cruces que nos han dejado el sorteo de grupos  enterró prácticamente el informe de Amnistía Internacional. Han hecho un show por todo lo alto, presentando a la mascota del mundial y la canción oficial que amenizarán la competencia.

Para el comité organizador, la mejor opción para mascota del torneo fue un turbante andante llamado La’Eeb . Una pieza característica del atuendo masculino del qatarí que no solo refleja su cultura, sino también  la supremacía masculina que existe en un país donde las mujeres son solo un decoro reproductivo en el núcleo social.

Lisa Klaveness,  Presidente de la Federación de Fútbol de Noruega, dejó muy clara la perspectiva dominante  del comité qatarí durante el congreso de FIFA: «Este Mundial ha sido decidido por 22 hombres en una habitación cerrada, estaba claro que iba a salir mal».

Qatar quiere mostrarle al mundo que se han vuelto más progresistas. Hassan Al Thawadi, miembro del comité organizador ha dicho en una entrevista a la BBC: «Todos son bienvenidos a Qatar, somos una sociedad conservadora ,pero tolerantes».

Ahora se permite que las mujeres vayan al estadio, pero aún los hombres retienen los pasaportes y documentos personales de sus esposas, como si fueran objetos de su propiedad ¿Cómo reaccionarán cuando las bellezas de Brasil, por ejemplo, salgan a bailar zamba con ropa mínima en las calles de Doha? Será interesante ver qué tan tolerantes se muestran ante estas situaciones.

Cabe recordar que Qatar fue electa sede, gracias a los sobornos que recibieron los dirigentes de FIFA, en esos años al mando de Joseph Blatter. Con el retiro obligado del suizo, Infantino tomó el mando para «limpiar la corrupción existente», pero se le ha visto muy cómodo con Putin y con  sus socios  petroleros.

La pelota no se mancha

Infantino  señaló que este será «el Mundial de la Paz». Frente a la invasión de Rusia en Ucrania, la FIFA sancionó a la selección y los privaron de disputar su pase a la copa porque como dijo en la ceremonia del sorteo: «En estos momentos nos enfrentamos a turbulencias , y necesitamos celebraciones como estas que unen al mundo. Paren la guerra, por favor dialoguen».

Lo curioso es que ni el sorteo logra escapar de esa paz disfrazada y abrazada por millones, quienes olvidan que el país anfitrión ,  es uno de los  principales aliados de los talibanes, esos mismos que han instaurado un régimen represivo y esclavizan a las mujeres en Afganistán. 

El Grupo B es solo el reflejo de la carga bélica que no deja de existir en el planeta y de la que pretenden mitigar en la Copa. Irán se medirá ante su enemigo político Estados Unidos, sumando Inglaterra. No puede ser más irónico tener este tipo de partidos cuando en la actualidad los iraníes son aliados de Putin, mientras los estadounidenses con Joe Biden de presidente apoyan a Ucrania, invadida por los rusos. No es difícil imaginar los niveles de emociones caldeadas que tendrá este cruce en la competición.

Sin duda, Qatar 2022 será una gran celebración del fútbol, la afición y el color, pero está lejos de ser la «Copa de La Paz». No se puede usar  el balón para tapar la sangre con la que han sido construidos los estadios, ignorar los derechos cercenados de las mujeres en este país y todas las violaciones de derechos humanos  que los  jeques qataríes y dirigentes de FIFA no quieren recordar.

Más allá de lo maravilloso que es el fútbol y la capacidad de unir a las naciones, este no debe ser utilizado como un parche que minimice la injusticia social. Infantino ha condenado la invasión a Ucrania, pero por el otro lado, olvida lo que ha hecho Qatar con los trabajadores inmigrantes y las mujeres. No se puede dar un doble discurso y pretender que no ha pasado nada.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s